Chang Ching-sen aclara cuestiones sobre la central de Shenao

0
92
Chang Ching-sen (centro). Foto: CNA

El pasado 14 de marzo se aprobaba el polémico proyecto de expansión y renovación de la central eléctrica de Shenao. Ante esto, el grupo parlamentario del Kuomintang ha señalado que recurrirá al referéndum y espera detener la construcción o expansión de plantas o unidades eléctricas de carbón. También ha habido voces en contra del proyecto entre algunos miembros del grupo opositor. Los legisladores Liu Chien-kuo, y Tsai Shi-ying, del Partido Democrático Progresista (PDP), expresaron su apoyo a la reanudación del debate sobre el proyecto.

 

El ministro sin cartera, Chang Ching-sen, expresó que muchas cuestiones no fueron bien entendidas. Chang dijo que si este proyecto fuera tan nocivo, los residentes locales no habrían dado su apoyo. También indicó que los residentes conocieron y visitaron la central eléctrica de Linkou, donde no se ve carbón ni humo, y es casi similar al gas natural.

 

Chang señaló que en la toma de decisiones de carácter público, si bien siempre hay gente a favor y otra en contra, lo importante es discutirlo racionalmente, ya que sin una comprensión profunda, obviamente es fácil llegar a oponerse, sin importar que se trate de carbón o gas. Por ello, Chang agregó que el debate debe basarse en hechos reales. La central eléctrica de Shenao representa el 2,8% del suministro eléctrico del país y calculó que si cada ciudad y condado del norte ahorrara un 10% de electricidad, esta planta no precisaría expandirse.

 

Chang recalcó que Taiwán en su conjunto necesita un gran número de centrales eléctricas y debe asignar centrales eléctricas de carbón. El gas es de alto riesgo, además de la necesidad de configurar el transporte de tuberías. Si la central eléctrica de Shenhao se realizara a gas, sería necesario requerir de la central eléctrica Keelung y otros organismos para el transporte. Por eso agregó que no cree que el gas natural no sea viable y que sea necesario usar solamente carbón como combustible, pero aclaró que el carbón «es una buena opción y no se debe decir que sea la peor opción».

 

En contraposición, Liu señaló que las centrales no nucleares forman parte de una política establecida y se espera que la proporción de generación eléctrica a carbón sea menor al 30%. Liu dijo que el gobierno ya no debe focalizarse en construir centrales eléctricas de carbón sino apuntar a una reducción gradual. Además, la planta de energía se encuentra a unos 500 metros de distancia de una escuela local, por lo que debe ser menester considerar la salud de los residentes y niños de las cercanías de la central eléctrica. Liu indicó que si la Administración de Protección Medioambiental (EPA, siglas en inglés) solo utiliza un parámetro de análisis para decidir el futuro de la calidad de vida futura de los residentes locales, entonces no cumple con los principios de equidad y justicia.

 

RTI

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here