Las pruebas de ADN encontradas coinciden con el sospechoso de la explosión del tren

0
40

Tras la explosión en el vagón de un tren de cercanías de Taipéi que el día 7 dejaba 25 heridos, hoy día 9 la Agencia Nacional de Policía del Ministerio de Interior convocó una rueda prensa para informar sobre los detalles de la investigación. La agencia confirmó, en base a las pruebas recogidas, a un varón de apellido Lin como sospechoso principal. El sospechoso se encuentra en la UCI gravemente herido como consecuencia de la explosión y de momento sigue inconsciente.

 

Durante la rueda de prensa el día 8, el director de la Agencia de Investigación Criminal Liu Po-liang señaló que tras la explosión, entre los heridos que fueron trasladados al hospital, Lin presentó heridas de especial consideración, con lesiones y restos de explosivos por todo el cuerpo, en contraste con el resto de heridos que presentaron lesiones significativamente diferentes. Esa misma noche la policía recogió una serie de muestras que fueron comparadas al día siguiente con las encontradas en el cuerpo y ropa del sospechoso.

 

Liu Po-liang indicó que la policía incautó también el teléfono móvil (celular) del sospechoso para realizar un examen informático forense. Según la información recogida a través del GPS del móvil, el día 7 al mediodía el sospechoso viajó en autobús desde Nantou y el último tramo lo realizó en tren hasta la estación de Songshan. Las imágenes recogidas por las cámaras de seguridad de la CCTV hasta el momento de la explosión coinciden además con las horas y lugares en los que el sospechoso anduvo, quien portaba una bolsa de lona roja. Asímismo, el ADN del sospechoso fue encontrado en el tubo que contenía el explosivo.

 

Por otro lado, Liu dijo que la policía de Nantou encontró en el vehículo del sospechoso un detonador, un tubo similar al del explosivo, una breve carta con su nombre y sus últimas voluntades y otras pruebas. Después, la policía interrogó a la dueña de un pequeño restaurante. Al parecer, según la dueña del restaurante el día 7 Lin le pidió prestado algo de dinero y le dijo que estaría en Taipéi durante dos días. Liu hizo hincapié en que en base a lo que muestran las cámaras de seguridad, desde Nantou hasta la estación Songshan, el sospechoso no fue acompañado por ningún otro cómplice.

 

Con respecto a la enfermedad crónica del sospechoso y a cómo llegó a detonar el explosivo, Liu señaló que en la actualidad sigue habiendo algunas cuestiones por resolver que podrán aclararse una vez que el sospechoso despierte.

 

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here