Investigaciones finales apuntan a factor humano la causa del accidente aéreo del año pasado

0
58

El 4 de febrero del año pasado el avión ATR72-600 de TransAsia Airways con vuelo n. GE235 se estrellaba poco después de despegar del aeropuerto Songshan en Taipéi. El accidente que tuvo lugar a 3 millas náuticas del río Keelung causó la muerte de 43 personas a bordo, 15 personas resultaron heridas, además de otras dos personas heridas que se encontraban en tierra. Tras un año y cinco meses de investigaciones, el Consejo de Seguridad de Aviación anunciaba hoy día 30 el informe final tanto en chino como en inglés. El informe ha confirmado que el accidente se debió a factores humanos.

 

El director del Consejo de Seguridad de Aviación Thomas Wang señaló que tras el despegue del vuelo GE235 y durante la fase de ascenso inicial, la señal del torque sufrió una interferencia, por lo que se encendió el sistema automático de potencia. Como resultado, la hélice del segundo motor de forma automática comenzó a girar en sentido contrario. Sin embargo, los tres pilotos no llevaron a cabo el procedimiento de emergencia para identificar el problema. No aplicaron las medidas correctivas que estipula el procedimiento para controlar el error de los pilotos y además apagaron por error el acelerador del motor n.1 que seguía funcionando con normalidad. Finalmente, a falta de altitud no hubo suficiente tiempo para encender el motor, por lo que el avión se estrelló.

 

Así lo explicó Thomas Wang: “Los pilotos mantuvieron esta conversación en la cabina. Las pruebas muestran que los dos pilotos no llegaron a un consenso. Aunque hay un tercer piloto atrás, sin embargo este tampoco entendió la situación. Hasta los últimos 600 pies del altura, los dos motores se encontraron sin potencia. En ese momento era ya demasiado tarde para resolver la situación”.

 

Según el Consejo de Seguridad de Aviación, ante esta grave deficiencia, se ha sugerido a TransAsia Airways que incluya dentro de sus políticas de navegación esta situación. Además se ha escrito a la compañía que fabrica aviones ATR para que ajuste los motores PW127 que no puedan controlar automáticamente el cambio del sentido de las hélices.

 

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here