El presidente Ma Ying-jeou recibe a Nobuo Kishi en la Oficina Presidencial

0
55

El presidente Ma Ying-jeou recibió el día 6 por la mañana en la Oficina Presidencial a Nobuo Kishi y la comitiva que lo acompaña. Debido a que Nobuo Kishi es hermano del actual primer ministro japonés Shinzo Abe, y el reciente conflicto pesquero entre Japón y Taiwán debido a que un barco pesquero taiwanés que faenaba cerca del arrecife de Okinotori fuera detenido por guardacostas japoneses y tuvo que pagar una fianza para ser liberado, este encuentro entre Ma y Nobuo Kishi llamó especial atención de los medios de comunicación y de la ciudadanía.

  

Durante el encuentro, el presidente Ma destacó las buenas realciones y los intercambios fluidos entre Taiwán y Japón, así como el año pasado Shinzo Abe en una reunión en la Legislatura de su país aseguró que ambos pueblos además de ser importantes socios comerciales, comparten los mismos valores, y Taiwán es un pueblo amigo que Japón debe apreciar y cuidar. Sin embargo, el 25 de abril pasado la detención del pesquero taiwanés Tung Sheng Chi 16 por parte de autoridades japonesas en aguas internacionales cerca de Okinotori, exigiendo al capitán quitarse las prendas para inspeccionarlo, se le puso esposas, y se le obligó pagar una fianza de 6 millones de yenes japoneses, fue un hecho que indignó y causó gran enojo a los ciudadanos taiwaneses. Los legisladores de la oposición decidieron exigir a Japón una explicación por estos actos que violan la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar.

 

La reunión entre Ma Ying-jeou y Nobuo Kishi se llevó a cabo en la sala verde de la Oficina Presidencial y el mandatario destacó que el arrecife Okinotori no llega a los 9 metros cuadrados, y que es menos de la octava parte del salón que se encontraban en ese momento. Este arrecife no provee de agua dulce para la subsistencia de vida ni se pueden realizar actividades económicas, por lo que el gobierno nipón no puede reclamar los derechos exclusivos de una zona marítima económica de 200 millas náuticas.

  

Estas fueron las palabras del presidente Ma: “El arrecife Okinotori no llega a la octava parte de la superficie de esta sala. Las dos puntas que sobresalen del mar apenas tienen 16 centímetros sobre el nivel del mar. No presenta agua dulce, no puede ser habitado ni se pueden realizar actividades económicas, por tanto, de acuerdo al punto 3 del artículo 121 de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, Japón no puede reclamar los derechos exclusivos de una zona marítima económica de 200 millas náuticas”.

 

El presidente Ma indicó que bajo petición de los pescadores, la Guardia Costera y el Consejo de Agricultura han enviado patrullas para escoltar a los buques pesqueros. Aseguró que donde se encuentren barcos pesqueros taiwaneses, el gobierno tendrá la obligación de protegerlos sobrellevando un actitud de “no rehuir, no al conflicto y no a la provocación”; ya que la República de China es un país amante de la paz, y resolverá los conflictos de forma pacífica respetando las leyes internacionales.

 

Asimismo, el presidente mencionó el tratado de pesca firmado entre Japón y Taiwán, y desea que este incidente no afecte a las buenas relaciones entre ambas partes, y en caso de no encontrar una solución en las negociaciones, sugiere buscar un mediador internacional. Ma le pidió a Nobuo Kishi que le transmitiera a Shinzo Abe este mensaje cuando regrese a Japón.

 

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here