El presidente Ma se despide de Monseñor Paul Russell

0
42

El presidente Ma Ying-jeou recibía hoy día 7 a Monseñor Paul Russell, representante de la embajada de la Santa Sede en la República de China. El presidente enumeró los intercambios con la Santa Sede desde hace ya ocho años, resaltando la sólida amistad que une a la República de China con el Estado Vaticano.

 

Monseñor Paul Russell, como representante de la embajada del Vaticano, lleva ocho años ya en Taiwán. Próximamente será transferido a Turquía, razón por la que antes de su partida el presidente Ma Ying-jeou ha querido despedirse de él.

 

El presidente Ma señaló que desde que asumió su cargo diferentes cardenales y arzobispos de la Santa Sede han visitado la República de China, superando a otros países en el número de altos cargos eclesiásticos que han visitado la isla. En cuanto a los intercambios académicos, ambas partes firmaron en 2011 un acuerdo de reconocimiento de titulaciones universitarias. El primer tratado firmado entre ambas partes fue en 1942, cuya firma consolidó las relaciones bilaterales.

 

El presidente refirió a Monseñor Paul Russel las siguientes palabras: “La amistad entre la República de China y la Santa Sede se remonta a hace 74 años. Las relaciones bilaterales han ido renovándose con el paso de los años y disfrutamos de una estrecha interacción. Paul Russell lleva como representante de la Santa Sede aquí desde junio de 2008, casi a la par de mis dos mandatos como presidente. Durante estos últimos ocho años y bajo los esfuerzos de Monseñor Paul Russell, las relaciones bilaterales han ido avanzando sin precedentes”.

 

El mandatario señaló que Monseñor Russell ha mostrado un gran interés por la paz y la humanidad, deseando que la República de China juegue un papel importante como pacificador y proveedor de asistencia humanitaria.

 

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here