Exteriores trabaja activamente para que el gobierno japonés se disculpe ante las mujeres que sufrieron esclavitud sexual

0
37

Cheng Chen-tao, una de las mujeres taiwanesas que fue forzada a esclavitud sexual por los japoneses durante la II Guerra Mundial, falleció el día 11 los 94 de edad en el Hospital de Pingtung. Durante su vida, Cheng estuvo esperando la disculpa por parte del gobierno de Japón hacia las esclavas sexuales.

 

El día 14, el portavoz de la Oficina Presidencial Charles Chen manifestó que el presidente Ma Ying-jeou visitó a Cheng Chen-tao en muchas ocasiones. Incluso el año pasado el mandatario realizó una visita privada a Cheng en Pingtung, considerándola como si fuera su propio pariente. Tras conocer la noticia del fallecimiento de Cheng, el presidente Ma expresó su pésame y anunció que la próxima semana asistirá a su funeral.

 

Charles Chen expresó que el presidente Ma lamentó que el gobierno japonés no haya ofrecido disculpas a las mujeres taiwanesas como Cheng Chen-tao, que fueron forzadas a esclavitud sexual durante la II Guerra Mundial.

 

Charles Chen lo expresó así: «El mandatario considera que el mayor deseo de Cheng Chen-tao hubiera sido una disculpa formal por parte de Japón. Lamentamos que el gobierno japonés no lo haya hecho estando ella en vida. Tras el fallecimiento de Cheng, en Taiwán solo quedan 3 mujeres con vida que sufrieron como esclavas sexuales».

 

Por otra parte, el Ministerio de Relaciones Exteriores también expresó su pésame por el fallecimiento de Cheng Chen-tao. La portavoz de Exteriores Eleanor Wang manifestó que su cartera trabaja activamente para que las víctimas sexuales reciban el respeto y la justicia que merecen.

 

Así lo dijo Eleanor Wang: «Tras el fallecimiento de Cheng Chen-tao, en Taiwán solo quedan 3 mujeres con vida que sufrieron como esclavas sexuales. El Ministerio de Relaciones Exteriores trabaja activamente para que las víctimas sexuales reciban el respeto y la justicia que merecen. Esperamos que la disculpa por parte del gobierno japonés llegue mientras que ellas sigan con vida. Esto permitiría disminuir el dolor que ellas sufren».

 

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here