El Consejo de Agricultura no autorizará la importación de carne porcina estadounidense con clembuterol

0
46

La importación de carne de cerdo estadounidense con ractopamina sería la primera condición que Taiwán tendría como prueba para ingresar al Acuerdo Estratégico Trans-pacífico de Asociación Económica (TPP, siglas en inglés). El día 31, la directora de la Agencia de Cuarentena e Inspección de Salud de Plantas y Animales del Consejo de Agricultura Chang Su-san indicó que durante las negociaciones del Acuerdo Marco de Comercio e Inversión con EE.UU. (TIFA, siglas en inglés), los negociadores estadounidenses presionaron continuamente a los representantes taiwaneses para proceder a la apertura de la carne porcina estadounidense con clembuterol en el mercado taiwanés. La integración de Taiwán al TPP también estaría condicionada a la importación de la carne de cerdo de Estados Unidos a Taiwán.

 

Además, Chang Su-san señaló que en Taiwán se consume una media anual de 6 kg de carne de res por persona, frente a los 39 kg de carne porcina. En base a los estándares internacionales, los países de mayor consumo de carne porcina tales como China Continental, Rusia y la UE, prohíben la importación de carne porcina con clembuterol. Chang enfatizó que el mercado taiwanés también restringe el consumo de carne de cerdo con clembuterol. Por lo tanto, la prohibición de la importación de este tipo de carne procedente de Estados Unidos concuerda con los estándares internacionales y también es una medida que protege al consumidor taiwanés.

 

Chang Su-san lo expresaba así: «Actualmente hay importaciones de carne porcina estadounidense en Taiwán. Pero hemos exigido que no contenga clembuterol. Además, en Taiwán no usamos este aditivo. Por lo tanto, nuestras medidas concuerdan con los estándares internacionales y también sirven para proteger al consumidor taiwanés».

 

Por otra parte, el subdirector del Centro de Investigación de Comercio Exterior del Instituto de Investigación Económica Chunghua Roy Lee considera que Taiwán debe crear prontamente un equipo de especialistas para aportar pruebas científicas sobre los riesgos de los aditivos en la carne porcina con el objetivo de convencer a los negociadores estadounidenses. Roy Lee señaló que Taiwán depende de Estados Unidos a nivel económico-comercial y militar, por lo que Taiwán debe ofrecer razones de peso sobre el tema de la carne porcina para convencer a Estados Unidos y a la comunidad internacional.

 

Además, el presidente Ma Ying-jeou expresó el día 31 durante la ceremonia de premios a las mejores aldeas agrícolas de Taiwán que la política del Gobierno con respecto a la importación de carne con ractopamina es la de diferenciar entre la carne de res y de cerdo. La razón se debe a que los ciudadanos taiwaneses consumen más carne porcina que carne de res. Además, los taiwaneses se decantan más por el consumo de vísceras, por lo que los aditivos afectarían a la salud humana.

 

Así lo dijo el mandatario: «Hace tres años impusimos la diferenciación entre la carne de res y de cerdo. Todos tenemos claro que no vamos a arriesgar la salud de los taiwaneses, pero también debemos considerar las negociaciones de los acuerdos económicos en el futuro».

 

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here