Las esculturas hechas con cables de acero de Kang Muxiang

0
294
Galería Cultural
Entre aquí para escuchar

La apariencia en el exterior describe al hombre en su interior: su largo cabello gris, blanca barba y apariencia atrevida y extrovertida van perfectamente acorde con la personalidad firme, indomable, pero gentil de Kang Muxiang. Es la perseverancia en el desarrollo de su arte y su preocupación por el medio ambiente lo que le ha permitido en repetidas ocasiones superar barreras y llevar el arte taiwanés al escenario mundial.
“En el 2017 fui invitado a participar en la Exhibición de la Bienal de Montreux en Suiza, donde conocí a un hombre quien, tras un largo apretón de manos como saludo, me dijo que estaba muy conmovido al ver tan fabuloso trabajo”, dice Kang, que ha recibido comentarios similares por parte de ciudadanos locales en todas las exhibiciones internacionales en las que ha participado. Estas piezas de arte, hechas con los cables de acero retirados de los elevadores de alta velocidad del edificio Taipei 101 han sido un gran éxito entre los gobiernos locales, las personas en el mundo del arte y el público en general en todos los lugares donde han sido mostrados, desde el Postdamer Platz en Berlín, pasando por la Bienal Montreux, hasta la feria de arte contemporáneo YIA en París.
Después de la desinstalación de un segundo lote de cables de elevadores del Taipei 101, Kang fue invitado por el entonces Ministro de Relaciones Exteriores, David Lee a replicar su experiencia exitosa en Europa a los Estados Unidos. Para demostrar su aprecio por el arte de Kang, la Alianza del Distrito de la Moda de Nueva York adelantó la fecha de inicio de su exhibición de arte a mayo, para que el evento pudiera mostrar siete trabajos de la serie de Kang “Renacimiento: un cable de acero conectando al mundo” a lo largo del verano (desde el 17 de mayo hasta el 16 de setiembre) En octubre, junto con la Oficina Representativa de Economía y Cultura de Taipéi en Estados Unidos, como celebración del centésimo trigésimo aniversario del histórico edificio Residencia Twin Oaks en Washington, Kang donará uno de sus trabajos en exhibición, “Vida gemela”, a la colección permanente de la Residencia Twin Oaks, dando así una pequeña contribución a la diplomacia pública taiwanesa.
Los cables de elevadores del Taipei 101 que fueron puestos fuera de servicio para convertirse luego en obras de arte pasaron primero por varios procesos, como por ejemplo ser sumergidos en solvente para remover el aceite y luego ser lavados. Todas estas tareas fueron llevadas a cabo por Kang, quien además contó con el apoyo de los reclusos del área de mínima seguridad del penal de Bade, en Taoyuan, usando arte para reformar los espíritus de los reclusos.
“A través de esta oportunidad puedo escuchar las palabras del maestro Kang en donde el comparte su comprensión y perspectivas sobre la vida y las transforma en un bautizo espiritual, diciendo que solo si uno es capaz de trascender más allá de las propias barreras psicológicas uno puede encontrar renacimiento”. Dice un recluso, y otro continua “Luego de escuchar al maestro hablar me sentí sumamente sobrecogido. En gran medida, al arte de la escultura está muy relacionado con los retos en nuestra propia vida, y el maestro usa el tema del renacimiento para darme una lección de vida que nunca olvidaré”. Las palabras de los prisioneros revelan cómo Kang ha encendido una luz en sus corazones, dándole a aquellos cables de acero el significado del “renacimiento”.
Estos cables que alguna vez cargaron con el peso de los visitantes del Taipei 101, también cargan con las ideas y esperanzas que les han sido confiadas por los reclusos del penal Bade, así como las fervientes esperanzas y devoción que Kang ha mantenido a lo largo de su vida por el cuidado del medio ambiente y la naturaleza. Además, cuando la pieza de arte “Vida gemela” se muestre en la exhibición permanente de la Residencia Twin Oaks, elevará el arte con cables de acero al nivel de la diplomacia pública, dando a una creación artística taiwanesa vida infinita, al permitir que las relaciones entre Taiwán y Estados Unidos sean aún mucho más cercanas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here