Tsai llama a la unidad para sostener la soberanía como base común

0
58
(Foto: CNA)

La República de China, Taiwán y El Salvador anunciaban este martes la ruptura de relaciones diplomáticas. La presidenta Tsai Ing-wen dijo en rueda de prensa que su administración ya se encontraba al tanto de la posibilidad de un giro en las relaciones y que durante un tiempo han realizado muchos esfuerzos diplomáticos para evitar que El Salvador se convirtiera en un campo de batalla diplomático a través del Estrecho. Sin embargo, según dijo Tsai, el gobierno de Pekín no ha tenido intenciones de dar un paso atrás sino que más bien ha reforzado su presión para  quebrantar la determinación de los taiwaneses de acercarse al mundo.

Tsai dijo que las acciones de China Continental no solo suponen una amenaza para la paz a través del Estrecho, pues ya sea interfiriendo en los asuntos internos de varios países o socavando el orden del mercado internacional, ha causado un alto grado de inestabilidad en la situación mundial, por lo que no se trata de una cuestión que afecte únicamente a Taiwán. Tsai expresó que las actuales relaciones a través del Estrecho no solo afectan a ambos lados del Estrecho, sino que se trata también de una cuestión regional.

Tsai hizo hincapié en que tanto las demandas como las acciones de Pekín exceden de la línea de fondo de los principales partidos políticos de Taiwán, y por tanto este no es momento de realizar comparaciones sobre las políticas a través del Estrecho, sino de permanecer unidos para sostener la soberanía como base común.

Tsai añadió que a pesar de las presiones durante estos dos últimos años, los taiwaneses no han renunciado a la libertad democrática ni a su determinación de contribuir a la comunidad internacional, y dijo que su administración seguirá cooperando con países con la misma línea de pensamiento para hacer frente a las acciones internacionales de Pekín, que según describió Tsai, están saliéndose de control.

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here