Paraguay y las Islas Marshall defendieron a Taiwán en la Asamblea General de la ONU

0
55
El presidente paraguayo Mario Abdo Benítez durante su intervención en la ONU. (Foto: ONU)

Ayer arrancó la Asamblea General de las Naciones Unidas. Entre los tres países aliados que ya han pronunciado sus discursos, dos han defendido a Taiwán. El nuevo presidente de la República del Paraguay, Mario Abdo Benítez ha dicho que Taiwán es un “país”; la presidenta de las Islas Marshall, Hilda C. Heine, por su parte ha expresado que los ciudadanos de Taiwán deberían tener derecho a recibir un trato justo por parte de la comunidad internacional.

La 73ª Asamblea de la ONU se lleva a cabo entre los días 25 de septiembre y 1 de octubre. El Secretario General de la ONU, António Guterres y la presidenta de la Asamblea General de las Naciones Unidas, María Fernanda Espinosa, han ofrecido sus discursos para dar inicio a la Asamblea. A continuación, el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, y el presidente de Francia, Emmanuel Macron, fueron los primeros jefes de estado que pronunciaron sus discursos.

El presidente paraguayo, Mario Abdo Benítez ha mencionado en su discurso a Taiwán y expresó lo siguiente: “Mi país apoya la legítima solicitud de Taiwán de ser incluido en el sistema de las Naciones Unidas y cree que este país puede contribuir en gran medida con su trabajo. Todo esto sobre la base del principio de universalidad que caracteriza a esta organización”.

La presidenta marshalesa, Hilda Heine pronunció un discurso de 18 minutos, y antes de terminar, dedicó un minuto y medio para expresar su postura defendiendo a Taiwán. Heine señaló que las Islas Marshall apoyan la participación significativa de Taiwán en las organizaciones de la ONU, así como en los proyectos y en las entidades internacionales como la Organización de la Aviación Civil Internacional (OACI), la Organización Mundial de la Salud (OMS), y en la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC). Taiwán ya está llevando a cabo acciones para alcanzar los Objetivos del Desarrollo Sostenible y presentó su Informe Nacional Voluntario (VNR, siglas en inglés), y posee la capacidad de contribuir en los proyectos de desarrollo internacional de la ONU.

Heine también resaltó que no existen límites ni fronteras para las enfermedades como la tuberculosis. La estructura política de Taiwán ya se encuentra conectada con los trabajos de prevención y el control de las enfermedades no transmisibles (ENT), por lo tanto, negar la participación de Taiwán no contribuiría al bienestar de la humanidad.

RTI

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here