Capturando el sabor de la tierra

0
41
Taiwán de ayer y de hoy

Entre aquí para escuchar

En este programa vamos a tratar de capturar el sabor de la tierra, y, para ello, hablaremos sobre la sostenibilidad ecológica en las plantaciones de té de las montañas de Taiwán. Debido al daño causado a la tierra por los métodos de cultivo convencionales, en Taiwán cada vez más productores de té están recurriendo a técnicas de cultivo natural, mostrando su respeto por la tierra. Cuando tratas bien la tierra, la naturaleza te recompensará generosamente.

Vamos con Tsai Yi-tze, fundador de la sociedad de preservación del té de montaña, a visitar una plantación de té ecológica en la villa de Taihe en Alishan (montaña Ali), donde descubrimos la belleza de vivir en armonía con la naturaleza. Y en una plantación de té orgánico en Pinglin, vemos cómo se pone en práctica el ideal de proteger los recursos hídricos. En el té elaborado con hojas recogidas en una granja de té ecológica, se puede probar el sabor de la tierra.

Después de pasar el lago Fenqi por la carretera provincial 18, conducimos por caminos sinuosos de montaña. En medio de la atmósfera de aislamiento tranquilo de Alishan, tenemos la sensación de que los abetos verdes y erguidos se están cerrando gradualmente alrededor de nosotros. Pero cuando llegamos a la aldea de Taihe, a una altura de 1.445 metros, de repente el amplio panorama de una gran plantación de té se abre ante nuestros ojos.

En una casa de té de «alimentos silvestres» en un «jardín de té de bosque» en lo profundo de las montañas (una casa de té propiedad del agricultor de té Jian Jiawen que no está abierta al público pero solo recibe amigos) mi comprensión de las plantaciones de té está totalmente anulada. El té elaborado a partir de las hojas de las plantas de té que se dejan libres para crecer en la naturaleza es fragante y tiene un sabor rico, y es muy sorprendente que aún se pueda saborear la dulzura del té incluso después de volver a echarle agua caliente siete u ocho veces. Es algo increíble. 

Para los productores de té Jian Jiawen y Ye Renshou, que han adoptado métodos de cultivo naturales, todo comenzó en 2009 cuando el tifón Morakot devastó el área de Alishan. Las lluvias torrenciales trajeron un año devastador en el espacio de cinco días, creando flujos de escombros, desprendimientos de rocas y deslizamientos de tierra. La enorme destrucción causada por el tifón hizo que algunas personas reconsideraran la relación del hombre con la tierra y el suelo. Ignorando la oposición de su familia, Jian Jiawen decidió cultivar su té usando métodos «salvajes».

«Una diversidad de especies de aves, insectos y plantas es la mejor autenticación de una plantación de té ecológica», dice el maestro del té Tsai Yi-tze, que es un defensor del cultivo ecológico del té. Los maestros del té utilizan su experiencia para juzgar la cantidad adecuada de tiempo para el secado de las hojas, ya que el grado correcto de sequedad puede mejorar el sabor del té. Como nos gusta decir, una buena taza de té puede conectar a las personas con las personas y a las personas con la naturaleza.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here