Marionetas

0
64
Taiwán de ayer y de hoy

Entre aquí para escuchar

En el Taiwán de los años sesenta y setenta había pocas opciones de entretenimiento más allá del teatro.

Hoy vamos a hablar y a contar la historia de un tesoro nacional viviente, esta persona se llama Chen Hsi-huang y es un gran maestro titiritero. Ahora pregunto a nuestros oyentes si entre ustedes ¿se encuentra algún aficionado a las marionetas? ¿O quizás alguna vez han asistido a algún espectáculo de títeres? ¿Y cuál fue su impresión? Pues hoy nuestro programa va dedicado a las marionetas y a todos los artistas titiriteros del mundo, así como a su público.

Quienes hayan visto la película titulada «El padre» de Yang Li-chou casi seguramente recordarán la escena en la que un títere usa un sello. El títere toma el sello, gira la cabeza para estudiar el grabado del sello, luego lo presiona sobre un documento con ambas manos mientras sus hombros giran ligeramente para añadir más presión a la escena. El títere es manejado con tal habilidad y arte que los espectadores sienten los movimientos más pequeños de los músculos y las articulaciones debajo de la ropa del títere. Esta escena es solo un ejemplo del dominio de su arte mostrado por el tesoro nacional taiwanés Chen Hsi-huang, el tema de dicha película.

Chen Hsi-huang puede tener 87 años, pero aún lidera la Compañía de Títeres Tradicional de Chen Hsi-huang en un incansable esfuerzo por transmitir su arte. Hace muchos años, dirigió un grupo llamado Hsin Wan Jan («el nuevo Wan Jan»), una rama del grupo de teatro de títeres I Wan Jan, fundado por su padre, el reconocido maestro de títeres de guantes Li Tien-lu (1910-1998). Chen lleva el apellido de su madre porque Li había contraído un tipo de matrimonio llamado «ruzhui», una tradición por la cual el esposo es adoptado en la familia de la esposa y su hijo mayor toma el apellido de su madre, lo que permite a los suegros sin herederos varones continuar su línea de la familia. Teniendo en cuenta los antecedentes familiares de Chen, una carrera en títeres estaba prácticamente asegurada, pero Li y Chen compartían una relación un tanto difícil. A pesar de su linaje, Chen mantuvo un perfil en el mundo de las marionetas relativamente bajo hasta que tenía casi 80 años, cuando la perspectiva inminente de la extinción de los títeres tradicionales lo inspiró a formar una compañía dedicada expresamente a revivir esta forma de arte china que había sido elevada a nuevas alturas en Taiwán.

Chen nació en 1931, el mismo año en que su padre fundó el famoso teatro internacional I Wan Jan Puppet. Las marionetas llenaron la vida de Chen desde sus primeros momentos en la infancia. Él y los otros titiriteros de su generación, incluido su hermano menor Li Chuan-tsan; Zhong Renbi, quien fundó la compañía Hsin Hsing Kuo Puppet Show; Toshio Huang, hijo del fundador de la compañía de títeres Wuzhouyuan; y Xu Wang, hijo del fundador del Teatro Hsiao Hsi Yuan Puppet, todos ellos marcaron el comienzo de la edad de oro de los títeres de guante taiwaneses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here