Cohetes

0
38
Taiwán de ayer y de hoy

Entre aquí para escuchar

Hoy vamos a hablar de los sueños sobre el espacio de un ingeniero. Esta persona ha dedicado sus esfuerzos a impulsar la cohetería taiwanesa. Díganme, ¿les gustan los cohetes? ¿Alguna vez han soñado con el espacio? Pues este es el sueño real de nuestro protagonista de hoy.

El ingeniero de cohetes Gou Chongsin es tan conocido en Taiwán que la banda Mayday escribió la canción «Tough» sobre él. Los sueños de Taiwán sobre el espacio se hicieron realidad en 2010 cuando su Centro avanzado de investigación de cohetes (llamado ARRC por sus siglas en inglés)  llevó a cabo el primer lanzamiento de prueba de la academia taiwanesa de un cohete híbrido propulsor, el HTTP-1.

Más de 400 personas se reunieron cerca de los humedales Xiangshan de Hsinchu a principios de diciembre de 2018 para ver al Centro avanzado de investigación de cohetes probar uno de sus cohetes. Para sorpresa del ARRC, otras más de 3.000 personas vieron el evento en vivo en línea, y otras 70-80.000 repeticiones del lanzamiento en las próximas ocho horas.

Ver al cohete naranja disparando sus motores y disparar directamente hacia el cielo arrastrando una columna de humo blanco fue un momento emotivo para Gou Chongsin de ARRC, quien comentó: «Cuando ves que un cohete de Taiwán toma vuelo, te vuelves taiwanés». Gou explica que el ARRC no está desarrollando cohetes para escribir trabajos de investigación y desarrollar carreras académicas, sino más bien por un sentido de deber patriótico.

La vida de Gou ha seguido una trayectoria similar a la de muchas otras personas que trabajan en alta tecnología. Se desempeñó bien en la escuela cuando era niño, obtuvo una maestría en el Departamento de Ingeniería Mecánica de la Universidad Nacional de Taiwán y obtuvo un doctorado en ingeniería aeroespacial en los Estados Unidos. Mientras estaba en los Estados Unidos, se hizo amigo de otros estudiantes que compartían una conciencia «taiwanesa» y estaban resueltos a trabajar para Taiwán si surgía la oportunidad.

Tuvieron su oportunidad muchos años después. Cuando el gobierno de Taiwán inició un programa de micro-satélites, Gou y el académico de la Academia Sinica, Lin Ming-chang, le pidieron a Chen Yen-sen, quien trabajaba en los EE. UU., que regresara a Taiwán para administrarlo. Gou entonces también se unió al proyecto. Cuando el programa terminó abruptamente, Gou y sus viejos amigos se dieron cuenta de que tenían la experiencia suficiente para construir un cohete ellos mismos. Gou bromea: «Nos hubiéramos avergonzado de nosotros mismos si no lo hubiéramos hecho».

Gou dice: «No me atrevería a llamarme a mí mismo un modelo a seguir. Pero a pesar de que prácticamente soy un abuelo, todavía sigo con esto. ¿Qué están haciendo algunas personas hablando de rendirse? ¡Yo ya soy un viejo y todavía sigo!» Cuando Gou dio su charla de TED, citó a John Lennon: «Un sueño que sueñas solo es solo un sueño. Un sueño que se sueña juntos es la realidad». Finalmente nos gustaría dar las gracias al ARRC por compartir su sueño con Taiwán y por darnos el valor para soñar, para imaginar que el espacio no está realmente tan lejos y por alcanzar los cielos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here