Estudiante renueva trampas de pesca en Penghu

0
50
Trampas de piedra para peces de Penghu (Foto: cortesía del Consejo de Agricultura y Pesca)

Cuando se habla de Penghu, a mucha gente le viene a la mente la belleza de las formas de las piedras en el mar. Esas piedras perfectamente apiladas, no son solo una atracción turística, sino también una trampa de pesca. Debido a la especial altura y curvatura de las piedras, los peces capturados por las olas no pueden salir.

Yan Fu-ci es una estudiante universitaria que está fascinada por este antiguo oficio de apilar piedras. Además de aprender este oficio, estableció un centro de protección de esta labor ancestral. Si bien esta técnica es efectiva, la pesca con este método es demasiado lenta, y esta labor se está perdiendo lentamente.

Yang es una estudiante que creció en Penghu. Para ella, no se trata solamente de  una herramienta para la pesca. Simboliza la relación entre las personas y el mar y la memoria común. La piedra es un elemento sin vida, sin embargo la voracidad del mar y del viento puede moverla, cambiarle la forma e incluso destruirla a través de olas o tifones.

Yang dijo que en principio su proyecto no fue atractivo para sus profesores de la universidad, pero al final pudo persuadirlos de la importancia de conservar esta tecnología de antaño.

Yang enfatizó que en su tierra natal encontró una trampa antigua muy desmejorada y la reparó pensando que estaba abandonada. Posteriormente supo que le pertenecía a una abuela de 93 años, quien había dejado de ir al lugar debido a un accidente que la inmovilizó por seis meses.

La anciana se asombró cuando llegó al lugar, incluso pensó que había ido al lugar equivocado. Ella no podía creer que estaba viendo una imagen del lugar de hace 5 años atrás. La anciana expresó que nunca se imaginó que en vida volvería a ver la trampa de peces en tan buenas condiciones.

La reparación de estas trampas simboliza también la reparación de la memoria, de manera que la relación entre los humanos y el océano sea más sólida y cercana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here