Estados Unidos impone nuevos aranceles a China continental

0
19
Chen Mei-ling, presidenta del Consejo de Desarrollo Nacional (Foto de archivo: CNA)

El 1 de agosto, el presidente Trump anunció un arancel del 10% sobre las importaciones chinas por valor de US $ 300 000 millones, que no incluye productos que han estado sujetos a un arancel del 25%. La presidenta del Consejo Nacional de Desarrollo, Chen Mei-ling asistió a la Mesa Redonda Estratégica del Ministerio de Ciencia y Tecnología hoy día 2 y expresó que en la implementación de la anterior ola de aranceles, no estuvieron involucrados productos como computadoras portátiles, teléfonos inteligentes y de otras industrias relacionadas con Taiwán por lo que el impacto no fue grande. Chen agregó que en ese momento, ya se habían realizado preparativos para el aumento actual de las exportaciones directas de China continental a los Estados Unidos. Bajo esta circunstancia, si Estados Unidos implementa los impuestos en septiembre, el impacto en Taiwán será reevaluado y el gobierno se apresurará a hacer inventario en las próximas dos semanas.

El presidente de la Asociación de Computadoras de Taipéi y  presidente de  Pegatron Corp  Tung Tzu-hsien dijo que la respuesta de la industria y los fabricantes taiwaneses son buenas. Tung agregó que se debe mantener la calma ya que las alzas y bajas en el mercado serán usuales ante el clima electoral estadounidense, por lo que no hay necesidad de estar en alerta en el progreso de las negociaciones comerciales entre Estados Unidos y China continental.

Tung también mencionó que la guerra comercial desencadenó el reajuste comercial y manufacturero. En cuanto a lo que respecta a Pegatron Corp, además de trasladar parte de su capacidad de producción de regreso a Taiwán, la corporación se ha fortalecido en República Checa y se está expandiendo gradualmente, mientras que en Estados Unidos, hay más de mil puntos de mantenimiento listos para expandirse. En México la empresa también está preparada para ajustarse en cualquier momento.

Tung hizo hincapié en que lleva tiempo planificar y reubicar las fábricas. Se necesitará al menos uno o dos años para aumentar gradualmente la escala. Sin embargo, la guerra comercial puede cambiar el escenario cada tres meses, por lo que indicó que no es un plan de 6 meses a un año sino que será necesario en principio reclutar y capacitar para poner en producción una fábrica.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here