Regresa la Librería Central, la más antigua del país

0
42
La Librería Central vuelve a abrir sus puertas. (Foto: RTI)

La “Librería Central” era la librería más grande del país que se encuentra en Taichung, pero en 1998 tuvo que cerrar sus puertas. El sector cultural ha hecho grandes esfuerzos para recuperarla, y por fin lo ha logrado. La nueva Librería Central ya no es simplemente una librería, sino que incluye además espacios para la lectura, exhibiciones y gastronomía. El legado de la Librería Central es continuar transmitiendo la cultura de generación a generación.

Al ingresar a la librería, uno puede visualizar unas vigas, columnas y techo de arquitectura tradicional. En cada detalle se esconden historias antiguas de la librería. La misma conserva la ventana panorámica desde el techo hasta el piso, cuya ilumnación natural permite a los lectores concentrarse en la lectura. Además, a diferencia de la vieja librería, ahora presenta un espacio de juegos para niños y un sector de gastronomía.

Al ver la apertura de la nueva Librería Central, los residentes que viven desde hace muchos años en la ciudad de Taichung expresaron sentirse muy conmovidos, ya que esta librería les trae recuerdos de la infancia.

La “Librería Central” fue establecida en 1927, durante el periodo colonial japonesa en Taiwán, un lugar de reunión para intelectuales y académicos; era la librería que ofrecía libros chinos más grande del país. Con la expansión de las cadenas de librerías, la Librería Central ha tenido que cerrar sus puertas en 1998. El establecimiento pasó a ser locales de venta de vestidos de boda, tiendas de conveniencia y de venta de cascos para motociclistas. Después de 21 años, se ha logrado recuperar esta librería más antigua del país.

La Librería Central no competirá con las librerías cibernéticas actuales, sino que pretende convertirse en una plataforma de intercambio cultural mediante exhibiciones de libros, presentaciones de las tendencias culturales; a fin de seguir los pasos de su legado: transmitir la cultura de generación a generación.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here