La contribución internacional de Taiwán en el ámbito de la salud

0
275
Las huellas de Taiwán

Entre aquí para escucharTaiwán está dispuesto y es capaz de compartir su experiencia en el control de enfermedades, la capacitación médica y la cobertura de salud universal a través de una participación significativa en la Organización Mundial de la Salud.

Desde 2015, Taiwán ha organizado seis talleres internacionales de lucha contra las enfermedades en el Marco Global de Cooperación y Capacitación (GCTF, siglas en inglés) entre Taiwán y Estados Unidos, a fin de fortalecer la capacidad regional para responder a las enfermedades infecciosas emergentes y reemergentes. Los talleres están organizados conjuntamente por los Centros para el Control de Enfermedades de Taiwan (CDC, siglas en inglés) bajo el Ministerio de Salud y Bienestar Social (MOHW, siglas en inglés) y su homólogo estadounidense Centros para el Control y Prevención de Enfermedades. Más de 120 funcionarios y especialistas de unos 20 países del Indo-Pacífico han asistido a estos eventos para aprender sobre cómo abordar los riesgos para la salud pública como el chikungunya, el dengue, las enfermedades relacionadas con el enterovirus, el síndrome respiratorio del Medio Oriente, la tuberculosis y el Zika.

Comenzando a finales de abril, el taller más reciente se centra en la tuberculosis resistente a fármacos. Según el director general del CDC, Chou Jih-haw, este tema fue elegido debido a la creciente amenaza que representa esta enfermedad en varias regiones, incluido el Sudeste Asiático. “Taiwan ha tenido un gran éxito en la lucha contra este desafío”, apuntó, agregando que la cantidad de nuevos casos de TB resistente a fármacos logró controlarse en el país y se redujo de unos 400 casos hace una década atrás a alrededor de 100 casos en 2018.

Un ejemplo destacado es el Centro Internacional de Capacitación en Salud de Taiwán. Establecida en 2002, la instalación administrada por el MOHW ofrece instrucción a personal extranjero en campos que abarcan la medicina clínica, los tratamientos de medicina china tradicionales y la gestión de la atención médica. A fines del año pasado, alrededor de 1.500 profesionales de 65 países y territorios habían completado los cursos organizados por el centro.

Según Chen, a través de estos y muchos otros programas, Taiwán ha demostrado de manera concluyente su compromiso con el fortalecimiento de la salud mundial. En este contexto, Taiwán busca una participación profesional, pragmática y constructiva en la Asamblea Mundial de la Salud, así como en las reuniones técnicas y actividades de la Organización Mundial de la Salud, para poder compartir este conocimiento con el mundo.

La asistencia internacional de Taiwán también se extiende al campo del control de enfermedades. Entre los esfuerzos relacionados, los especialistas del CDC están trabajando con contrapartes en el extranjero para formular estrategias a fin de reducir la incidencia del dengue en Bandung en la isla de Java en Indonesia y de la TB en la provincia de Quang Ninh en Vietnam. Según Chou, la experiencia de Taiwan en la lucha contra el dengue puede ser invaluable en el Sudeste Asiático. “Nuestro éxito en la lucha contra esta enfermedad es una de las historias más importantes e inspiradoras que Taiwan tiene que contar”, dice Chou.

El compromiso de Taiwan de mejorar el control de enfermedades se evidencia aún más en su decisión de invitar a expertos extranjeros a realizar la Evaluación Externa Conjunta (JEE, siglas en inglés) en 2016. Este proceso voluntario fue desarrollado por la OMS para ayudar a los países a reconocer las brechas críticas en sus sistemas de salud humana y animal con el fin de mejorar la preparación y las medidas de respuesta. Taiwán fue apenas el octavo país en el mundo en someterse a una evaluación de este tipo y está programado que su JEE de seguimiento sea el próximo año.

Establecido en 1995, el Seguro Nacional de Salud (NHI, siglas en inglés) cubre a más del 99 por ciento de la población, incluyendo a locales y extranjeros. El sistema ofrece un acceso conveniente y económico a una amplia gama de servicios de alta calidad que abarcan la medicina occidental, la medicina tradicional china y la atención dental. Taiwán ha logrado durante mucho tiempo el objetivo de la OMS de cobertura de salud universal, desde el establecimiento del NHI, nadie en Taiwan se enfrenta a la bancarrota debido a las facturas médicas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here