Taiwán hacia la economía circular

0
65
Desde el corazón de la isla


Entre aquí para escuchar
Lograr una economía circular donde todos los residuos sean reciclados y reutilizados es uno de los elementos clave de la iniciativa de innovación industrial 5+2 propuesta por la presidenta Tsai Ing-wen. Esta estrategia abarcadora de revitalización económica también enfoca en los sectores de alto crecimiento como la biotecnología, la energía verde, la defensa nacional, la maquinaria inteligente y el internet de las cosas, al igual que en un nuevo paradigma para el desarrollo agrícola.

A pesar de que la meta de cero desechos está aún muy lejana, Taiwán está avanzando hacia ella desde una posición consolidada. Según la Oficina para el Desarrollo Industrial (IDB, siglas en inglés), subordinada al Ministerio de Economía (MOEA, siglas en inglés), cerca del 80 por ciento de los desechos industriales del país, totalizando unos 15,3 millones de toneladas, fue reciclado el año pasado. En comparación con 2003 que se recicló el 69 por ciento, equivalentes a 9,8 millones de toneladas, un año después de que las Regulaciones que Gobiernan la Gestión de los Desechos Industriales fueran presentadas por el MOEA a fin de fortalecer el marco regulador para las prácticas relacionadas con este campo.

Para impulsar aún más el ecosistema de reciclaje de Taiwán, el Gobierno está trabajando para expandir los vínculos con los principales actores de la industria en el mundo. En septiembre de 2018, el Consejo para el Desarrollo del Comercio Exterior de Taiwán (TAITRA, siglas en inglés) apoyado por el MOEA, organizó la primera exhibición «Economía Circular Taiwán» en la ciudad de Taipéi. El evento de tres días de duración, al que asistieron 87 empresas de siete países y territorios, constó de una feria comercial y foros acerca de las soluciones y mejores prácticas más recientes.

En diciembre del año pasado, el MOEA develó el Proyecto para la Promoción de la Economía Circular (CEPP, siglas en inglés), un plan en el que participan varias agencias gubernamentales, a fin de acelerar la adopción de dichas medidas. Con la participación de la Administración de Protección Ambiental (EPA, siglas en inglés), entidad a nivel de Gabinete, este programa abarca el establecimiento de zonas de I+D de tecnología y materiales innovadores circulares al igual que parques modelo circulares en todo Taiwán.

Kaohsiung será el líder en ambos frentes, con una refinería petrolera en el área de Nanzih seleccionada como el primer sitio para la I+D, y otra en el área de Siaogang como el primer parque modelo. Este último, cuya finalización está programada para 2027 con un costo de aproximadamente 100.000 millones de dólares taiwaneses (3.200 millones de dólares estadounidenses), incorporará desde su inicio una amplia gama de innovaciones de la economía circular como las que se han implementado en el vecino Linhai.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here