Salvando el mar: Wang Ming-hsiang y sus suites para larvas de calamar

0
262

Entre aquí para escuchar

Si bien muchas personas se ganan la vida con el mar, son pocas las que hablan en su nombre. Muchas personas saben cómo explotar el mar, pero no entienden los problemas de la sobrepesca y la basura marina que hacen de los océanos, una vez hermosos, una escena de devastación. Wang Ming-hsiang ama el mar con pasión. Es a la vez pescador e instructor de buceo, pero también un gran portavoz del mar. Él aboga por la conservación marina sin contar el costo para sí mismo, dando tan desinteresadamente como el océano que lo crió mientras crecía.

 Anteriormente vimos a Wang Ming-hsiang un fin de semana en el Museo Nacional de Ciencia y Tecnología Marina en Keelung. El cielo estaba nublado y lloviznaba, pero esto no disminuyó el interés de los visitantes del museo, ya que Wang dirigió a un gran grupo de adultos y niños en una actividad en un espacio exterior parcialmente cubierto. Cortaron bambú tupido makino en longitudes adecuadas, y unieron las piezas en paquetes en forma de abanico con nudos especiales, formando corales en forma de gorgonias para crear «suites de nacimiento» para calamares de arrecife de aleta grande ( Sepioteuthis lessoniana ).

El personal del museo presentó a Wang a la multitud como «Entrenador Piston» y «el abuelo de los calamares de arrecife de aleta grande». Aunque Wang todavía tiene poco más de 50 años, gracias a sus esfuerzos dedicados a la recuperación de las poblaciones de calamar de arrecife de aleta grande en los últimos 12 años, Este calamar con una vida útil de menos de un año ahora tiene un hábitat intacto en los mares del noreste de Taiwán, donde puede vivir y reproducirse sin interferencias humanas.

Habiendo pasado de ser llamado «el padre del calamar de arrecife de aleta grande» a su «tío mayor» y luego a su «abuelo», Wang Ming-hsiang dice que a estas alturas ya debería llamarse el «bisabuelo» de los calamares.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here