La Fundación Despertar señala a la cultura laboral y la discriminación sexual como razones de la baja tasa de natalidad

0
37
Fundación Despertar señala a la cultura laboral y la discriminación sexual como razones de la baja tasa de natalidad (Foto: unplash.com)

Según estadísticas del Ministerio del Interior, el año pasado solo nacieron 170 000 niños en Taiwán, la cifra más baja de los últimos 10 años. Hoy día 13, la Fundación Despertar ha señalado que la baja natalidad extrema de Taiwán está muy relacionada con la cultura laboral y la desigualdad sexual de la sociedad taiwanesa. Para esta fundación, la cultural laboral taiwanesa obliga a los trabajadores a permanecer muchas horas en las oficinas y no tienen tiempo para cuidar de los niños. Por ello es necesario solucionar estos problemas si se quiere aumentar la tasa de natalidad.

La Fundación Despertar ha señalado que a pesar de las políticas implementadas, las barreras sociales son muy claras. La directora de la fundación, Tan Yu-jong, apunta a la cultura laboral y la discriminación sexual como factores interrelacionados que impiden tener tiempo y colaborar en la tareas de la casa y el cuidado de los niños.

Tan Yu-jong dijo abiertamente que existe discriminación en las familias en contra de la mujer y también en el ámbito laboral. Los padres, en general, no asumen su parte de responsabilidad en las tareas familiares, un problema que durante los últimos 30 o 40 años apenas ha sido abordado. Todo ello hace que las mujeres no tengan mucho interés en tener hijos.

Tan dijo también que la cultura laboral de Taiwán casi no deja tiempo libre a los taiwaneses, lo cual es una barrera muy importante para elevar la tasa de natalidad. Para Tan, Taiwán tiene un grave problema de horarios laborales infernales y sueldos muy bajos que hacen imposible que una gran mayoría de familias quiera tener hijos.

Tan aseguró finalmente que bajo estas condiciones, la tasa de natalidad no va a recuperarse sino que posiblemente seguirá descendiendo, incluso de manera abrupta en los próximos años.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here