Impactos negativos en Argentina debido a la COVID-19

0
72

La COVID-19 ha dañado el comercio de Argentina con China contintental y, al mismo tiempo, ha afectado a empresarios taiwaneses. Las empresas taiwanesas que importan productos electrónicos, ya no tienen stock debido a que China no está realizando los envíos; la industria del turismo también ha sigo golpeada y se han cancelado todos los grupos provenientes de Asia. Hasta ahora, no ha habido ningún ingreso de productos provenientes de China.

Li Pei-wei, presidente de la Cámara de Comercio de Taiwán en Argentina, importa producto informáticos y periféricos. Li dijo que además de vender en sus 8 tiendas, también vende a mayoristas intermedios. Li señaló que los productos electrónicos en Argentina incluyen marcas internacionales y locales y aunque las marcas internacionales poseen más productos en su inventario, no han importado desde China durante un mes. Por esta razón, muchos distribuidores mayoristas han notificado que suministrarán un número limitado de componentes en el futuro. Es posible que en el corto plazo el mercado argentino de productos eléctrónicos no pueda satisfacer la demanda.

Li también cooperó con muchas fábricas en China continental para importar productos electrónicos, pero desde el brote del COVID-19, en 2019, los puertos chinos se han cerrado. Las fábricas no pueden reanudar el trabajo y no se han realizado envíos durante más de 3 semanas después del Año Nuevo Lunar. El importador solo puede comprar lo que tienen en el inventario original pero ya no tendrá bienes para ofrecer en el futuro. Incluso si la fábrica reanuda el trabajo, todavía habrá un período de desabastecimiento. Li enfatizó que le preocupa lo que las investigaciones actuales arrojan, que el virus de la COVID-19 puede sobrevivir hasta 9 días en la superficie de los objetos, ya que impactará sobre la importación de los productos por vía aérea en el futuro; si las tarjetas de memoria y otros productos cambian su forma de  envío, podría demorarse de 3 a 4 veces más, lo que tendrá un mayor impacto en los empresarios locales.

Respecto al turismo, Hong Kuo-yi, presidente de la Cámara de Comercio de Taiwán para América Central y del Sur, y quien dirige una agencia de viajes en Argentina, expresó que de noviembre a marzo es la temporada alta del turismo en Sudamérica, y suele haber grupos turísticos provenientes de Asia.

Aunque no se ha reportado ningún brote en Argentina, desde que se agravó la epidemia de COVID-19 en China continental, muchos pasajeros han cancelado sus viajes grupales. Desde el 1 de febrero, todos los grupos de turistas provenientes de Asia que iban a viajar a Argentina han cancelado los servicios.

 

 

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here