Menos es más: protejamos el medio ambiente con la moda sostenible

1
60
Las huellas de Taiwán


Entre aquí para escuchar
Hoy en día vivimos en medio de un exceso de ropa vieja, contaminación ambiental y problemas de derechos de los trabajadores. Pero en los últimos años, la industria de la moda ha comenzado a enfrentar el problema de la sostenibilidad, y la gente ha comenzado a fabricar ropa nueva a partir de material reciclado y a crear nuevos usos para el material de desecho, haciendo un gran esfuerzo para proteger el medio ambiente.

En la pasarela, todo lo presentado por las modelos es deslumbrantemente hermoso. Y la industria de la moda y el estilo de vida está explorando con avidez un territorio aún más ambicioso. Con tendencia, novedad y una relación calidad-precio extraordinaria, la capacidad de la moda rápida que le da un cambio rápido al estilo y la fácil disponibilidad de prendas de diseñador a precios asequible, incentivan a los consumidores a sacar continuamente sus billeteras y gastar.

Consumir moda es fácil, pero detrás de todo hay un alto precio a pagar. Según Greenpeace, cada año los consumidores taiwaneses de 20 a 45 años de edad descartan al menos 5,2 millones de piezas de ropa, lo que significa que en promedio se arrojan 9,9 prendas en tachos o cubos de basura o contenedores de reciclaje de ropa cada minuto. En 2018, la revista Global Views Monthly reveló cifras aún más asombrosas: «Cada año, Taiwán tira 72 mil toneladas métricas de ropa vieja, lo que equivale a 438 prendas por minuto».

Otro problema son las emisiones de carbono. La fibra artificial barata tiene muchos usos, pero en su producción se libera tres veces más dióxido de carbono que el algodón crudo. En la actualidad, más del 60% de las fibras textiles son fibras sintéticas producidas a partir de combustibles fósiles, y la ropa hecha de fibras sintéticas no se descompone cuando llega al vertedero. Esto llevó al  New York Times  a comentar irónicamente que los futuros arqueólogos podrán estudiar a la minorista de moda rápida Zara en antiguos vertederos. Además, las microfibras que se desprenden de la ropa cuando se lavan son arrastradas hacia los ríos, los océanos y el hielo glacial, sin descomponerse durante miles de años.

Varias personas dedicadas a este tema están tomando medidas para reducir la contaminación de la industria de la moda. Algunos diseñadores famosos han comenzado a incorporar la sostenibilidad en sus diseños de pasarela, por ejemplo, utilizando algodón puramente natural o materiales de lino para su atuendo y rechazando el uso de fibras petroquímicas artificiales. Otros han alterado los procesos de producción o han ampliado la vida útil de los productos, o están utilizando el reciclaje para dar un nuevo valor a los productos y convertir los desechos en oro.

1 COMENTARIO

  1. ¡Bravo Anita!
    Todo lo que se haga o diga en favor del cuidado del medio ambiente contará con mi apoyo.
    Soy colaborador de Greenpeace, además.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here