La multitudinaria procesión Dajia Mazu suspendida este año

4
296
Fotografía de la procesión Dajia Mazu del año pasado, 2019. (Foto: CNA)


Entre aquí para escuchar

En este programa de La isla hermosa conversaremos sobre una de las actividades religiosas que congrega a mayor cantidad de creyentes en Taiwán, la procesión Dajia Mazu, en honor a la diosa Mazu, celebrada normalmente en esta época del año.

En la coyuntura actual, en el que el COVID-19 causa estragos en el mundo y el gobierno y el pueblo taiwanés hacen el mayor esfuerzo por combatir la epidemia, se ha decidido la postergación de este evento multitudinario.

Conozcamos un poco más sobre este festival religioso y el diálogo social que finalmente determinó, por motivos de seguridad, en su postergación.

4 COMENTARIOS

  1. Está claro que este año deberemos lamentar demasiados no-eventos por la remaldita pandemia. Pero como la tradición está y no cesará jamás, habrá revancha pronto.

    • No lo dude don Hugo! Hace un tiempo escuché esta frase y creo que también aplica para esta situación: «lo más bonito de las despedidas…son los reencuentros, lo más bonito de una discusión…es la reconciliación». Esta circunstancia pasará y disfrutaremos mucho más de lo cotidiano (y no tan cotidiano) de la vida!

  2. En España, dado el estado de alarma decretado por el Gobierno, se ha confinado a la población en sus domicilios. Las celebraciones religiosas tales como las misas, son oficiadas por un único sacerdote y retransmitidas por televisión.

    Ayer se prorrogó el estado de alarma hasta el próximo día 11 de abril, sábado Santo. Eso significa que aquí tampoco podremos salir a las calles a celebrar la Semana Santa. Con un poco de suerte, ojalá nos «liberen» el domingo 12 de abril. Parece una fecha premonitoria pues precisamente ese domingo es la Pascua de Resurrección. «Resucitaremos» también nosotros a la vida junto con Jesucristo el día más importante del calendario litúrgico católico? Dios proveerá.

    Creo que muchas veces no valoramos en su justa medida los bienes y dones que disfrutamos pues los damos por hechos. Es en ocasiones como ésta, cuando te das cuenta de la importancia de la salud. Sin salud no hay nada, pues por muchos bienes materiales que atesores, de qué te sirven si estás enfermo?

    Con la edad que ya tengo he llegado a la conclusión de que es compatible tener unas creencias religiosas con un pensamiento racional y científico. Es más, yo diría que ambos deben formar parte del ser humano y producir así una especie de equilibrio pues tanta desconfianza me produce un fanático religioso como un fanático científico. Por eso doy la enhorabuena a las autoridades y al pueblo de Taiwán por haber sabido tomar esa difícil decisión haciendo que en esta ocasión prevalezca la razón y el interés general. Estoy seguro que tanto la Diosa Matsu como Jesucristo se harán cargo de la situación por la que estamos atravesando y ambos derramarán sus bendiciones sobre sus fieles.

    Visto lo visto, hay ocasiones en que vence no el que más fuerte golpea sino el que aguanta en pie hasta el final del combate. Eso me lo enseñó un boxeador llamado Rocky Balboa, te acuerdas de él? Creo que adoptaré esa táctica frente al Covid-19…

    Saludos

    • Muy bonito comentario que me llama a la reflexión. En efecto, en ocasiones las cosas del mundo o nos deslumbran y nos desvivimos por poseerlas, o las damos por sentado y las minimizamos. Que esta circunstancia, con las amarguras que supone, sea ojalá un oportunidad para valorar la salud, la compañía de la familia y la libertad de movimiento y reunión.

      Rocky Balboa, sí, el decimocuarto asalto ha sido, en años recientes, una gran inspiración para mí. ¡Coincido! Al final gana el que, sin importar qué, sigue poniéndose de pie.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here