Tsai Ing-wen: “Taiwán desea ofrecer asistencia a los países más necesitados para la prevención contra el COVID-19”

1
509

Hoy día 1, se llevó a cabo una rueda de prensa en la Oficina Presidencial. En su discurso, la presidenta Tsai Ing-wen expresó que frente a las amenazas que presenta el coronavirus en el mundo entero, Taiwán ha logrado mantener bajo control la situación de la epidemia en el país gracias al esfuerzo realizado por toda la ciudadanía. Los trabajos para la prevención de la epidemia también han sido reconocidos por la comunidad internacional. La mandataria señaló además que la epidemia está afectando a todos los países del mundo, por lo que a pesar de que el país logre prevenir la epidemia eficientemente, si a nivel internacional no se logra controlar la expansión del virus, Taiwán se encontraría igual en riesgo. Por ello, Taiwán desea contribuir a la comunidad internacional ofreciendo asistencia a los países más necesitados.

Estas fueron las palabras de la presidenta: “La epidemia es global. La situación epidémica de un país afecta también a los otros. No podremos detener la expansión de la epidemia si solo realizamos trabajos de prevención dentro de nuestro país. Los miembros de la comunidad internacional debemos unir fuerzas para luchar juntos contra la epidemia. Durante la primera etapa hemos establecido ya un equipo nacional. En esta siguiente etapa, vamos a contribuir con el mundo. Vamos a trabajar junto con otros países a nivel regional  para hacerle frente al COVID-19”.

Tsai indicó que el Gobierno prepara por adelantado tanto las pruebas de diagnóstico rápido, como las vacunas, medicamentos o suministros para la prevención. Muchos países buscan cooperar con Taiwán para evitar la expansión de la epidemia. La presidenta destacó que Taiwán no se quedará con los brazos cruzados y ofrecerá su asistencia humanitaria. En el futuro próximo, Taiwán donará 10 000 000 de unidades de mascarillas a la sociedad internacional para asistir al personal médico de aquellos países que se encuentran en grave estado epidémico. Además, Taiwán tratará de ofrecer mayor asistencia acorde a la capacidad de producción nacional.

Con relación a la medicina, según las investigaciones clínicas que han realizado algunos países, se cree que la quinina podría ser útil para el tratamiento de los pacientes con síntomas leves. Por lo tanto, el Gobierno ya ha solicitado a los fabricantes elevar la producción de este medicamento para brindarlo a los países que lo necesiten.

En cuanto a la parte técnica, se compartirá con la comunidad internacional el sistema de cuarentena electrónica que se utiliza en Taiwán mediante el análisis de macrodatos, para que otros países puedan realizar un seguimiento más preciso de los ciudadanos que han tenido contacto con los pacientes infectados por el coronavirus. De esta forma, se podrá evitar eficientemente la expansión de la epidemia.

Lo que el Gobierno desea demostrarle a la comunidad internacional no solo es que “Taiwán puede ayudar” sino más bien “Taiwán está ayudando”. Para hacer frente a los desafíos actuales, Taiwán es un miembro infaltable en la lucha global contra la epidemia del COVID-19.

1 COMENTARIO

  1. Ni las amenazas de Beijing ni las presiones del Partido Comunista de China van a parar a Taiwán y a los médicos taiwaneses.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here