La 73° Asamblea Mundial de la Salud abre sus puertas

0
54
La portavoz de Exteriores, Joanne Ou. (Foto: CNA)

La 73° Asamblea Mundial de la Salud (AMS) abrió sus puertas en forma de conferencia en línea ayer día 18, y por cuarto año seguido Taiwán no ha sido invitado a participar en ella. Los 14 países aliados de la República de China, Taiwán, han presentado peticiones al director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS) Tedros Adhanom Ghebreyesus, solicitando la participación de la isla como miembro observador. Este órgano luego de consultar con los países solicitantes, decidió dar una respuesta a fin del corriente año en el orden del día provisional para la próxima reunión.

El Ministerio de Relaciones Exteriores expresó hoy día 19 su profundo agradecimiento a los 14 países que han hablado por Taiwán en el primer día de la Asamblea, que incluyen a EE. UU., Japón, y 12 países aliados de Taiwán como Honduras, Paraguay, Guatemala, Belice, San Vicente y las Granadinas, Nauru, Islas Marshall, Santa Lucía, Tuvalu, Haití, Nicaragua y Esuatini. Asimismo, la portavoz de Exteriores, Joanne Ou añadió que en el segundo día, Palaos y San Cristóbal y Nieves, dos países aliados de Taiwán, también se expresarán a favor de la participación de Taiwán. La Oficina representativa del Gobierno de Taiwán en Ginebra por su parte también ha presentado una nota a la oficina del secretario general expresando las protestas y el lamento de la isla por no haber sido invitado.

El Secretario de Salud y Servicios Humanos de los Estados Unidos, Alex Azar, indicó ayer la importancia de la participación de Taiwán como miembro observador, y su capacidad de ofrecer su experiencia como las medidas tomadas para la lucha y prevención de la pandemia. Azar también resaltó que meses después de llevarse a cabo las elecciones libres y justas en Taiwán en el año 2006, la OMS impidió la participación de la isla en la AMS (desde 2007); y la salud de los 23 000 000 habitantes de la isla no debe ser sacrificada para transmitir un mensaje político; y enfatizó sobre la poca información ofrecida por la OMS acerca del COVID-19, motivo que ha cobrado muchas vidas.

Siendo la primera vez que se organiza una reunión de este tipo en línea y teniendo en cuenta la calidad de recepción desigual, en el primer día fue evidente que la comunicación de los países europeos era más estable, mientras que se oía entrecortado a los participantes de Sudamérica, África y países isleños de Oceanía. También hubo países que no estaban familiarizados con la tecnología, algunos que al conectarse empezaron a decorar el trasfondo, y otros que se oía la voz pero que no veía la imagen, y viceversa.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here