Tsai Ing-wen: “La República de China puede estar muy unida”

0
115
Tsai Ing-wen: “La República de China puede estar muy unida”. (Foto: Oficina Presidencial)

Este día 20 a las 9 de mañana se llevó a cabo la ceremonia de toma de posesión del 15° mandato de presidente y vicepresidente de la República de China (Taiwán) en la Oficina Presidencial. En presencia del Juez Supremo y presidente del Yuan Judicial, Hsu Tzong-li, Tsai Ing-wen se colocó de cara a la bandera y el retrato del Padre de la Patria, Sun Yat-sen, y con la palma derecha en alto, juramentó como presidenta. A continuación, se realizaron disparos de cañones, que representan el respetuoso saludo hacia la presidenta como comandante general del Ejército Militar. Luego de la ceremonia de juramentación, Tsai se dirigió hacia la Casa de Huéspedes de Taipéi, para emitir su discurso de toma de posesión y recibir el saludo de los invitados especiales.

Para prevenir la expansión del COVID-19, la ceremonia de este año se ha reducido en su escala organizativa y ha contado con participantes limitados. La presidenta Tsai expresó en su discurso que esta es la ceremonia de toma de posesión más especial de la historia de la República de China. Todos saben cuán difícil fue el camino que se ha recorrido. Tsai agradeció a todo el pueblo taiwanés por haber superado con éxito aquellos enormes desafíos.

Tsai agradeció a todos los ciudadanos que han hecho la cola en las farmacias para la compra de mascarillas durante la etapa inicial de la epidemia; Tsai les agradeció por su paciencia y la confianza que depositaron en el Gobierno, para que todo el mundo pueda ver que, en el momento más difícil, la ciudadanía puede mantener su civismo. Tsai agradeció también a las personas que tuvieron que pasar por cuarentena y aislamiento domiciliario, quienes afrontaron no pocos incovenientes para proteger la salud de otros. Estas actitudes han mostrado la faceta más bondadosa del ser humano y permitido que Taiwán tenga éxito en su prevención de la pandemia.

Tsai indicó que el orgullo nacional, la armonía social y la superación colectiva de las adversidades permanecerán en las memorias de todos los ciudadanos. Este es el verdadero sentido de la unión. La mandataria señaló que el futuro no será sencillo, el pueblo taiwanés se encontrará con más y nuevos desafíos, pero que desde el pasado, en el presente y también en el futuro, los 23 millones de taiwaneses conforman una sociedad integrada.

Estas fueron las palabras de la mandataria: “Deseo de corazón que todos los ciudadanos taiwaneses puedan recordar por siempre todo el esfuerzo realizado y los desafíos que juntos hemos superado con éxito. La República de China puede estar muy unida; Taiwán puede ser muy seguro; debemos estar muy orgullosos de ser taiwaneses. Podemos andar con la frente en alto y caminar con firmeza”.

En relación con las políticas de ambos lados del Estrecho, Tsai manifestó que, frente a una situación tan compleja y cambiante, en los últimos cuatro años, el Gobierno ha hecho todo lo posible por lograr la paz y la estabilidad. Estos esfuerzos han sido reconocidos por la comunidad internacional. En el futuro, se mantendrán los esfuerzos y la buena disposición al diálogo con China continental, para contribuir así con la seguridad en la región. Tsai resaltó su postura de mantener el status quo y la estabilidad en el Estrecho.

“Quisiera volver a resaltar los valores de la paz, la igualdad, la democracia y el diálogo. No aceptaremos el principio de ‘Un país, dos sistemas’ que declara el gobierno de Pekín, ni tampoco las acciones que degradan y quebrantan el status quo de Taiwán. Este es el principio incondicional que mantenemos. Continuaremos respetando la Constitución de la República de China y el Acta de Relaciones del Estrecho como fundamento para resolver las cuestiones del Estrecho”.

La presidenta hizo hincapié en que las relaciones entre ambas partes del Estrecho están pasando por un momento crucial. Ambos lados tienen la responsabilidad de buscar un medio de convivencia a largo plazo, evitar enfrentamientos y discrepancias. Frente a los cambios, Tsai mantendrá una actitud abierta y responsable sobre los principios básicos para resolver los problemas que puedan surgir. Tsai espera que el líder de China continental asuma también su responsabilidad, para así desarrollar juntos una relación estable en el Estrecho.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here