El Grand Courtyard: la renovación de un edificio histórico

0
281
Las huellas de Taiwán

Entre aquí para escuchar

Podcast

Las cosas buenas surgen de los actos altruistas. Kuo Su-jen, presidenta de la empresa Rich Development Co. y de la Fundación Kuo Mu Sheng, se ha dedicado con pasión a la renovación de casas antiguas, con el fin renovar su esplendor desvanecido.

Fue en un nuevo proyecto de construcción que inesperadamente llevó a Kuo a emprender la restauración de la antigua residencia de Thomé H. Fang, fallecido profesor de filosofía de la Universidad Nacional de Taiwán, descendiente de Fang Bao, funcionario público de la dinastía Qing, filósofo y poeta. Como si la guiara una fuerza misteriosa, al entrar en Grand Courtyard o el Gran Patio se quedó asombrada de la enigmática y antigua residencia del personal de la Universidad Nacional de Taiwán. Sus ojos vieron oportunidades emocionantes en medio de la ruina y quiso darle a la casa abandonada, que tiene casi un siglo de antigüedad, una nueva oportunidad.

El edificio principal había sido dañado por el incendio, el complejo había cedido a las malas hierbas y presentaba una atmósfera lúgubre. Este fue un proyecto llamado ROT (rehabilitar-operar-transferir) del gobierno. El proceso de licitación no fue fácil. Grand Courtyard está situado en un callejón tranquilo de la Sección 1 de la calle Heping East en la ciudad de Taipei, ocupando aproximadamente 1.1 acres. El lugar estuvo una vez envuelto en misterio. Árboles como el Liquidambar formosana, pinos verdes y higueras de Bengala rodean el edificio principal. Es un edificio que cubre 0.3 acres de terreno y que se completó en 1931, cuando Taiwán estaba bajo el dominio japonés. Designado un edificio histórico por el gobierno de la ciudad de Taipéi en 2012, el Grand Courtyard o Gran Patio había servido en un principio como una casa de huéspedes para oficiales navales japoneses antes de convertirse en una escuela primaria para alumnos japoneses. En 1952, cuando su propiedad pasó a la Universidad Nacional de Taiwán, el Grand Courtyard se transformó en residencias para el personal de la universidad.

Desde que Kuo Su-jen asumió el cargo del proyecto en el año 2015, la restauración llevó cuatro años y medio, durante los cuales Kuo, que defiende el principio de que las restauraciones deben ser fieles al original, no permitió que ningún detalle, por mínimo que fuera, escapara de su supervisión. Debido a su antigüedad y al incendio, las estructuras de acero tuvieron que ser reemplazadas. Las estructuras de soporte desarmadas se han conservado en un espacio detrás del edificio, ofreciendo a los visitantes un vistazo del pasado. En una vista panorámica, se notaría que el edificio principal tiene un techo muy amplio. Kuo deseaba hacer justicia a la magnificencia original del edificio y decidió no instalar un techo debajo de la parte más alta del tejado, para exponer completamente los amplios tramos de la estructura del tejado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here