Tsai Ing-wen llama a mantener la calma tras el acoso de guardacostas japoneses a pesquero taiwanés

0
48
La presidenta de Taiwán, Tsai Ing-wen. (Foto: CNA)

La ciudad de Ishigaki, en la prefectura japonesa de Okinawa, aprobó recientemente en el pleno del ayuntamiento el cambio de nombre del archipiélago de las Diaoyutai, al que consideran parte de su término municipal. Ayer día 23, un pesquero de la localidad de Su’ao, en el condado de Yilan, fue fotografiado y posteriormente expulsado por guardacostas japoneses de una zona protegida por el Acuerdo de Pesca entre Japón y Taiwán.

Hoy día 24, la presidenta Tsai Ing-wen reiteró a los medios de comunicación que las Diaoyutai pertenecen a la República de China y su posición al respecto no va a cambiar. Tsai añadió que confía en que los ciudadanos sabrán apreciar los esfuerzos que en los últimos cuatro años ha realizado el gobierno en la protección de los derechos de los pescadores.

Estas fueron las palabras de la presidenta: “El Gobierno ya ha dado orden a la Guardia Costera de que ejerzan todo su poder para proteger los derechos de los pescadores así como su seguridad. En estos últimos años, gracias a nuestro esfuerzo, nuestros pescadores han podido faenar sin restricciones en aguas de las Diaoyutai. Los derechos de pesca también suponen una muestra concreta de nuestra soberanía”.

La presidenta aseguró que este es un momento en el que es necesario mantener la calma, pues se están produciendo muchas acciones unilaterales que amenazan con complicar el panorama de la región.

Con respecto a la expulsión de un pesquero taiwanés de aguas de las Diaoyutai por parte de guardacostas japoneses, las autoridades taiwanesas dijeron hoy que en cuanto se supo de este incidente se envió a la patrullera Keelung para asistir a dicho barco pesquero e inquerir en lo ocurrido.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here