Solo en la cima de una montaña: Calígrafo y pintor Chu Chen-nan

0
8

Entre aquí para escuchar
Podcast

Es solo después de salir de casa que gradualmente entendemos lo que significa la nostalgia.

En 1996, el calígrafo Chu Chen-nan recibió una beca del gobierno para estudiar en Francia. Cuando llegó por primera vez a la Cité Internationale des Arts, miró a su alrededor y solo vio una cama plegable y un escritorio sencillo. Los rigores de la vida real comparados con el esplendor de la capital de las bellas artes que Chu había imaginado lo dejó algo perdido.

 Los sentimientos de soledad de Chu Chen-nan hicieron que su período de estudio en París fuera bastante doloroso. Un día, para llamar hogar a su familia, Chu cruzó el Pont Marie hasta la Isla Saint-Louis y fue a la única oficina de correos en esa pequeña isla en el medio del Sena. Como pobre estudiante tenía poco dinero, pero insertó varias piezas de un franco y, después de algunas dificultades, la llamada telefónica se realizó, pero luego se cortó abruptamente. Con los ojos llenos de lágrimas, el solitario Chu regresó por el puente.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here